Proyecto de las Directrices Marco del Partido Izquierda Verde

   Este documento contiene la principales determinantes marco de la necesidad de una nueva estructura modernista que evoca la dimensión ecológica en el marco del contexto de los cambios internacionales, regionales y nacionales, intentando situar esta estructura y sus diferentes contribuciones futuras en el mapa de las demás estructuras que se interaccionan dentro de las nuevas realidades  y evoluciones de la vida humana en sus diferentes manifestaciones, horizontes y ambiciones.

Este documento marco pretende definir las importantes convicciones en las cuales se basa la lucha del Partido Izquierda Verde, y los valores y principios directivos en que se apoya en su acción diaria y en sus intervenciones y en la visón estratégica de sus actividades sociales, humanitarias y valorativas para conseguir los retos necesarios para el desarrollo sostenible, la dignidad y la eterna felicidad humana. Este documento precisa igualmente los objetivos generales y los principales ejes de la  actual lucha del Partido y las opciones organizativas que forman los criterios y mecanismos de su acción y evalúa sus intervenciones y las interacciones de sus estructuras, instituciones y miembros

Marruecos diferente y potente, Marruecos democrático modernista, Marruecos capaz de proporcionar todas las condiciones de la democracia y la distribución equitativa de la riqueza de acuerdo con el esfuerzo y la contribución en la producción y en la construcción del Marruecos del futuro .Marruecos capaz de satisfacer a sus ciudadanos y ciudadanas y capaz de respetar las libertades, la dignidad, el bienestar y la seguridad de todos.

Del contexto y necesidad de un Partido Izquierda Verde en Marruecos

Las características de los contextos internacionales en general y los  contextos nacionales en particular, son los importantes elementos del último periodo político cuyos inicios remontaron a las evoluciones del comienzo de los años noventa.

El contexto internacional ha sido escena de muchas evoluciones aceleradas en forma de una serie de acontecimientos relativos a los conflictos políticos, militares y económicos internacionales. Estas evoluciones dieron lugar a un dominio creciente del mundo por parte de Estados Unidos.

Paralelamente a estas evoluciones, surgieron la globalización económica, los Acuerdo del GATT y un nuevo papel de los medios de comunicación  que empezó a ir más allá del concepto del cuarto poder para convertirse en un poder superior a los demás poderes para quienes controlan su orientación. Asistimos igualmente en este periodo al comienzo del control de las orientaciones políticas y sociales en el mundo por las redes financieras y económicas, siendo la democracia liberal y los derechos humanos el eje del lema político en muchos países y sociedades y él de la economía del mercado el dominante a nivel económico internacional, incluso en los órganos conocidos como comunistas o socialistas.

En esta época que vivió nuestro país interaccionan dos estrategias: una estrategia de consenso político entre la monarquía y las instituciones que custodia y apoya, y la antigua oposición en base de los altos intereses de la patria y aseguramiento de un proceso equilibrado de “la transición democrática y modernista del país”. La otra estrategia consiste en el conflicto económico para la redistribución de la riqueza económica y el poder político entre los grupos de presión del antiguo régimen y los símbolos de la nueva era por una parte, y los partidarios del nuevo consenso político y sus componentes y los grupos de presión cuyos intereses están ligados a las políticas autoritarias del nuevo orden internacional.

Este nuevo dinamismo en el marco de los contextos generales internacionales ha dado lugar a una nueva situación del país y un horizonte prometedor y abierto sobre la evolución positiva gracias a los sacrificios de generaciones sucesivas de los  militantes y las militantes.

“Apertura de un amplio horizonte para el ejercicio político y para la evolución hacia una democracia que podrá a la sociedad y sus élites políticas, sociales y económicas”, es el titulo que podemos dar a este periodo. Pero, paralelamente a esta tendencia positiva, Marruecos conoce el comienzo de la amenaza fundamentalista y su creciente desarrollo y la extensión de su influencia social y cultural.

Estas transformaciones internacionales y nacionales tuvieron en jaque al pensamiento izquierdista y lo han puesto ante nuevas y complejas responsabilidades que son la responsabilidad de renovar el pensamiento político y la revisión de algunos axiomas por lo menos y emprender misiones innovadoras en base de las posturas políticas cuya adopción anuncio públicamente.   

De la identidad del Partido

El partido se ubica en el ala de las fuerzas de la izquierda. Entendemos por izquierda hoy la parte que defiende la distribución equitativa del poder y de la riqueza. El partido garantiza la dignidad humana, la seguridad y la participación de la mayoría aplastante de los ciudadanos y las ciudadanas.

El partido garantiza la dignidad humana mediante la aplicación de los valores de la igualdad, la libertad los derechos sociales, económicos y culturales fundamentales.

El partido garantiza la seguridad del individuo y sus bienes, la seguridad de su integridad física y moral y sus libertades personales y su seguridad alimentaria.

El partido garantiza la participación mediante la aplicación de los derechos de plena ciudadanía y la participación en la toma de decisiones, en las políticas públicas y en la gestión de los asuntos públicos.

Las convicciones 

Las opciones políticas del partido izquierda verde marroquí y las bases de sus programas generales y  funcionales se apoyan sobre convicciones básicas. Las más importantes son:

– Necesidad de una nueva civilización en la que se interaccionan y se complementan la civilizaciones de todos los pueblos, que obra por la formación de una nueva ciudadanía universal que está basada sobre la igualdad de los derechos y deberes entre todos los individuos sin ninguna distinción de sexo, raza, edad, religión, posición social, origen étnico o nacional, incapacidad física, riqueza o condición de salud.

– necesidad poner fin a las guerras y todo tipo de violencia y defensa de la paz y las soluciones pacíficas en el mundo, y hacer prevalecer la comunicación la tolerancia y la solidaridad entre los pueblos del mundo.

-Necesidad de la justicia social mediante la distribución equitativa de las riquezas sociales, económicas y naturales, tanto a nivel nacional como internacional para responder a las necesidades básicas de la humanidad y asegurar oportunidades para el desarrollo personal y social de todos los ciudadanos y ciudadanas y garantizar su seguridad y su participación en la gestión de sus asuntos generales.

– Necesidad de la revisión radical de los sistemas de explotación de los recursos naturales y el uso de la tecnología y la investigación científica y las demás intervenciones humanas en el ecosistema. Y revisión de los sistemas de consumo de los individuos y colectivo para garantizar la protección del equilibrio del ecosistema y del medio ambiente, así como el bienestar permanente del hombre y el aseguramiento de los recursos naturales para las futuras generaciones.

Los principios

El Partido Izquierda Verde inspira sus principios directivos y sus bases teóricos con dimensión dinámica de:

-Los valores de la cultura de los derechos humanos universales con todas sus generaciones que garantizan la dignidad humana.

-Los valores sociales y culturales positivos del pensamiento socialista y los principios del pensamiento ecológico de los movimientos de los Verdes y los partidarios de la dimensión ecológica en el mundo, en particular la Carta de Canberra.

-Los valores de la democracia en todos sus dimensiones políticos, económicos, sociales, lingüísticos, desarrollistas y territoriales.

-Los principios del pensamiento modernista y los valores del racionalismo en sus dimensiones humanitarias y universales, que apoyan la democracia, la modernidad, la ciudadanía y la igualdad.

-Los valores positivos de la civilización marroquí en la diversidad de sus afluentes étnicos beréberes, árabes, africanos y mediterráneos, y sus afluentes religiosos islámicos y judíos.

Los retos estratégicos

1- El reto del desarrollo en el cual se entremezclan los desafíos sociales, culturales, económicos y ecológicos, y los desafíos internacionales.

2- El reto de la plena seguridad colectiva y individual que es el desafió del estado de derecho y la protección de la integridad física, poniendo fin tanto a la criminalidad como al terrorismo y  garantizar la seguridad alimentaria y la protección ambiental.

3-El reto del desarrollo sin retroceso mediante la promoción y la protección de los derechos humanos en todos los niveles.

4- El reto de satisfacción con la evolución política garantizando  normas consentidas para la gestión de los asuntos estatales y sociales.

5-El reto de la solidaridad, la tolerancia y la convivencia para asegurar la cohesión social interna y garantizar un puesto respetable del país en la comunidad internacional.

6- El reto de profundización de la igualdad entre hombres y mujeres y adopción del enfoque de género en todos los ámbitos sociales, administrativos, legales y jurídicos de la vida.

Los aspectos del programa actual

-Asentar las bases constitucionales y políticas para los logros positivos en el marco de complementariedad de los papeles entre la institución gobernativa   y la  institución  monárquica para preservar los logros y abrir un horizonte de mejoramiento de las condiciones en el país.

-Emprender audazmente obras de reforma del sector judicial en todos sus ámbitos, niveles, tipos y instituciones.

-Acelerar, ampliar y profundizar las reformas vigentes y aplicar la buena gobernabilidad y apoyar el proceso de la descentralización evocando la dimensión ambiental.

-Emprender las obras de la promoción de las condiciones sociales y económicas con la audacia necesaria y las iniciativas innovadoras para proteger la dignidad de los ciudadanos y ciudadanas marroquíes y apoyar los esfuerzos nacionales en materia de desarrollo.

-Emprender asuntos relativos a la calificación de la sociedad y las relaciones de la realidad cotidiana, lejos de todo tipo de manifestaciones de la hipocresía cultural o de discriminación social  para fortalecer los valores de la libertad, la igualdad y la modernidad, y el patriotismo.

-Apoyar y acelerar el ritmo de los cambios sociales e influir en sus contenidos y sus alcances para enfrentarse al expansión oscurantista y poner fin a la manipulación política de la religión.

-Gestionar las ubicaciones políticas de una forma ideal en defensa de los asuntos de la patria, la ciudadanía y el ciudadano y apoyar la democratización modernista del estado y de la sociedad.

Las opciones organizativas

Las opciones organizativas del Partido se basan en los siguientes principios y bases:

– La democracia como mecanismo de gestión, administración y elaboración de las decisiones y orientaciones y como base de sus con el otro y con la diversidad y la pluralidad.

– Promover la liberación de las potencias creativas de los individuos y estructuras mediante la adopción de la libertad de iniciativa.

– Facilitar la cultura de reconocimiento mediante la adopción de normas de competencia y rendimiento en la candidatura al acceso a puestos y en la delegación a cargos concretos.

– Reconocimiento del pluralismo, la diversidad y la diferencia mediante el apoyo de la descentralización/regionalización en la gestión de los asuntos del Partido.

-Adopción de los principios de la buena gobernabilidad a través de la organización federal del Partido, y la gestión razonable de los programas y los planes y de las relaciones de cooperación, asociación y alianza.

-Adoptar programas de autodesarrollo y de desarrollo las competencias e intercambio experiencias.

-Dar importancia a la producción de programas alternativos y alejarse de la lógica de rechazo.

-Creación de mecanismos, estructuras y instituciones de proximidad para facilitar a los ciudadanos y ciudadanas la participación en la toma de decisiones e iniciativas necesarias para llevar a cabo sus asuntos, con el fin de desarrollar los valores de la ciudadanía y el trabajo voluntario, la solidaridad y la responsabilidad colectiva compartida.

-Hacer de los jóvenes y las mujeres participes en las estructuras de toma de decisiones.

-Unificar los esfuerzos de los ecologistas, democráticos, modernistas y progresistas con el propósito de favorecer los intereses vitales de la patria, los ciudadanos y las ciudadanas, y asegurar la dignidad humana y los objetivos generales de  Izquierda Verde.

-Izquierda verde adopta la organización, la movilización, la comunicación, la persuasión, la presión mediante métodos legítimos y pacíficos, y todos los métodos legítimos en el marco de la práctica de las libertades democráticas por parte de los ciudadanos y ciudadanas.

Los objetivos generales

El Partido Izquierda Verde obra y lucha por:

-La construcción de un sistema democrático que responda a los intereses de las naciones y pueblos en materia de paz, igualdad y distribución equitativa de las riquezas, así como el beneficio equilibrado del progreso económico, científico, tecnológico y de la comunicación informativa, y defensa de la democracia en las organizaciones e instituciones internacionales.

– Defensa de los asuntos medioambientales y las cuestiones de la democracia y derechos humanos y respeto del derecho de los pueblos a la autodeterminación. El partido obra por el desarrollo de las relaciones de cooperación y solidaridad en el marco del respeto mutuo con las entidades y los movimientos de los Verdes en el mundo y con las fuerzas democráticas, socialistas y modernistas que luchan por el progreso y la prosperidad en base del uso razonable y equilibrado de las riquezas naturales en el mundo.

-Apoyo del espacio mediterráneo con el propósito de lograr la complementariedad entre las civilizaciones y garantizar el servicio de los intereses de los pueblos mediterráneos en materia de progreso, paz y ciudadanía equitativa en ambas orillas del mediterráneo.

– la contribución en el fortalecimiento de los componentes de la integridad del Maghreb mediante la fundación y consolidación de sus bases materiales y comunicativos para la construcción de una unión democrática del Magreb con sus raíces culturales, africanos, mediterráneas, beréberes y árabes, con vistas a la consolidación del destino común de los países del norte de África y de Oriente Medio.

-Consolidación de la soberanía y la integridad nacional y  fortalecimiento de la cohesión social en contra de todas las formas de distinción entre los ciudadanos y ciudadanas o entre las regiones y las comunidades territoriales.

– Confirmación de la democracia en la sociedad y en el Estado en todas sus dimensiones políticas, económicas, sociales, culturales, lingüísticas, regionales y desarrollistas, mediante la defensa de la modernidad, el racionalismo en el gobierno y la gestión, incluyendo la modernización del sistema. Y ello en  base de principios de la justicia, la igualdad, la seguridad, y el respeto de la dignidad humana, la justicia social, el respeto de los derechos de los ciudadanos y ciudadanas y proteger el medioambiente.

-Difundir y desarrollar la nueva cultura de la ciudadanía y la educación basada en los principios de la democracia y definición de los derechos y las libertades humanas y poner fin a su violación.

– Asentamiento de la plena igualdad entre los hombres y las mujeres y promoción de las condiciones de la mujer en todos los ámbitos y oponerse a todo tipo de discriminación contra élla, y adoptar el enfoque de género en todos los ámbitos.

-Erradicación de la pobreza coño necesidad valorativa, social, económica y ambiental, y luchar contra las desigualdades sociales relativas a la riqueza y al poder, que obstaculizan la participación de los ciudadanos y ciudadanas en la gestión de sus asuntos a nivel local, regional y nacional.

-Obrar a favor de la formación del individuo independiente y responsable en la sociedad, facilitándole el acceso a las informaciones y las competencias necesarias para la toma de decisiones y el acceso a la educación, la enseñanza, la salud, y la vivienda y facilitarle la participación en el desarrollo personal, social, económico y cultural.

-Realizar el desarrollo sostenible que responde a las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas en materia de progreso económico, social y cultural.

-Mantenimiento de los recursos naturales para las futuras generaciones y proteger el equilibrio ecológico, y lucha contra todo tipo de contaminación y promover la búsqueda  de las energías alternativas y conservar el agua.

-Dar importancia a los asuntos de la inmigración y inmigrantes y luchar contra el racismo y apoyar a los inmigrantes en sus reivindicaciones para garantizarles sus derechos en su país origen y en el país anfitrión con el propósito de conseguir la ciudadanía aquí y allá.

                                                                                Julio 2008